Saltar al contenido

Los animales son más que su ADN

La carrera científica por ser los primeros en resucitar animales extintos hace miles o incluso millones de años, se viene presentando desde hace unas décadas. Pero con todo esto surge una pregunta ética sobre la conveniencia de des extinguir especies por el simple hecho de hacerlo.

revivir al mamut lanudoA la luz de los hechos los científicos, se espera que a la vuelta de unos 20 años se pueda volver a la vida al mamut lanudo y otras especies. Pero, ¿será conveniente y moralmente ético hacerlo?

El futuro de este y otros animales que pueden ser susceptibles de reproducción por clonación no es muy claro. El habitad de algunos ya no es lo que era o ha desaparecido, para otros aprender lo que el ADN no traiga grabado no será posible, ya que no existen ancestros que les enseñen a cazar o a escoger las plantas que son buenas para ellos, según sea el caso.

La conciencia colectiva tiene el mal ejemplo del cine, donde han podido aprendido que crear habitad para especies que han vuelto de la extinción es posible. Pero en la práctica no es siempre así, si bien en algunos casos es viable traerlos nuevamente, en otros no sería ético pues el bienestar de los  animales no es seguro por múltiples factores.

Aún quedan algunos detalles científicos y tecnológicos que superar, los éxitos que se han dado recientemente todavía son susceptibles de fallas y las pruebas demoraran algunos años más. Pero cuando estemos listos para hacerlos, se deberá llegar al debate sobre a quién, cuando y donde se debe resucitar, de lo contrario, estaríamos trayendo animales para llenar zoológicos. Nos encontramos entonces con la pregunta nuevamente, es en este momento donde la verdadera conveniencia se debe poner sobre una balanza.

pajaro dodo extintoEl otro punto a tener en cuenta es el posible efecto sobre los animales que actualmente están vivos y son exitosos, ¿Quién garantiza que una de las especies resucitadas no se vuelva una especie invasora? Y lleven a otras especies a sufrir el mismo destino que las “recién llegadas” acaban de superar.

Este increíble adelanto científico no debe ser simplemente un capricho científico por probar que somos capaces de hacerlo. Opino que antes de pensar en traer especies de hace 200 mil años, será mejor recuperar las poblaciones deterioradas y especies de reciente desaparición para las cuales sea posible devolver de manera exitosa al medio ambiente a donde pertenezcan.

Al igual que nosotros los animales son más que su ADN. ¿Qué opinas?

Deja un comentario